El Centro Español de Estudios Histórico-Eclesiásticos nació el año 1949 de la mano del Rector de la Iglesia Nacional Española de Santiago y Montserrat Mons. Maximino Romero de Lema y de la Junta de Metropolitanos Españoles. El año 1962 fue incluido en el elenco de convictorios eclesiásticos en Roma por la Congregación para la Educación Católica, en este caso el rector de la Iglesia Nacional Española era Mons. Miguel Roca Cabanellas. Ambos rectores constituyeron lo que Mons. Justo Fernández Alonso, rector también, definió como hogar sacerdotal e intelectual. Se trataba de hacer posible que los sacerdotes diocesanos españoles que se iban formando en las universidades europeas, romanas y españolas encontraran un lugar de acogida para continuar su formación y para iniciarse en la investigación en las diversas ciencias eclesiásticas. Desde la fecha de su creación han formado parte del mismo más de seiscientos sacerdotes y se cultivan en él todas las áreas de las ciencias eclesiásticas. De forma especial se ha desarrollado la investigación de la historia de la Iglesia en España.